Llamada de la Fraternidad Rosacruz

FAMA FRATERNITATIS R.C.
O
LLAMADA DE LA FRATERNIDAD DE LA MUY ELOGIABLE
ORDEN DE LA ROSACRUZ,
DIRIGIDA A TODOS LOS ILUSTRADOS Y GOBERNANTES DE EUROPA

Al lector que puede comprender la sabiduría

Salomón dice que la sabiduría es un infinito tesoro para el hombre, pues ella es el aliento de la fuerza divina y un rayo de la gloria del Todopoderoso. Ella es el resplandor de la luz eterna, un inmaculado espejo del poder de Dios y una imagen de su bondad. Ella enseña a los hombres disciplina, comprensión, justicia y fuerza. Ella penetra en las palabras veladas y sabe desvelar los misterios. Ella conoce las señales y los milagros con anterioridad y sabe lo que traerá el futuro.

Antes de la caída, este tesoro pertenecía a nuestro primer padre Adán, Esto quedó patente en el hecho de que, después de que el Señor colocase ante él a todos los animales del campo y a todos los pájaros del cielo, él fue capaz de darle a cada uno su propio nombre, según le correspondía por su naturaleza.

A pesar de que esta maravillosa joya de la sabiduría se perdió, como consecuencia de la fatal caída en el pecado, y en el mundo apareció la oscuridad y la incomprensión, Dios el Señor ha permitido que esta sabiduría despierte y se manifieste en algunos de sus amigos. Así atestigua el sabio rey Salomón de sí mismo, que recibió de Dios, por su permanente ruego y anhelo, una sabiduría tan grande, que le fue dado saber cómo estaba formado el mundo, comprendía la fuerza de los elementos y el inicio, la mitad y el final de los tiempos; sabía cómo se hacían los días más largos y más cortos, cómo cambiaban las estaciones, cómo sucedía la rotación del año y la situación de las estrellas; conocía la naturaleza de los animales mansos y de los salvajes; sabía cómo se transformaba el viento en tormenta y lo que traman los hombres; obtuvo conocimiento sobre todo tipo de plantas, sobre la fuerza que yace en sus raíces y muchas cosas más.

No creo que se pueda encontrar a alguien que no anhele y desee de corazón volverse partícipe de este noble tesoro. Pero como esto no le sucede a nadie sin que Dios mismo le entregue su sabiduría y Espíritu Santo desde lo alto, hemos llevado estos escritos a la imprenta, o sea, la Fama y la Confessio de la elogiable Fraternidad de la Rosacruz, para que todo el mundo tenga acceso a ellos, pues en ellos se anuncia y se desvela claramente lo que le espera en el futuro a este mundo caído.

Aunque estas cosas les parecerán a algunos algo extrañas, y otros supongan que lo que se publica y edita de la Fraternidad de la Rosacruz es sólo una imagen filosófica y ciega de una historia irreal, en la Confessio quedará demostrado suficientemente que detrás de todo se esconde más de lo que se puede suponer.

Quien no sea un ignorante, puede saber y comprender con facilidad lo que se pretende con ello en nuestros días y durante nuestro tiempo.
Los que son auténticos discípulos de la sabiduría y verdaderos practicantes del arte espagírico (*), sabrán atender y discernir mejor estas cosas y podrán llegar a un juicio diferente del que emitieron algunas personalidades. En especial nos referimos a Adán Hazelmayer, notario de su alteza real el archiduque Maximiliano, que también hizo un extracto de los escritos teológicos de Teofrasto. También escribió un tratado intitulado Jesuitas, en el que expresa el deseo de que todo cristiano debería ser un verdadero jesuita, o sea: caminar, vivir, ser y permanecer en Jesús. Como en su respuesta a la Fama llamó a los miembros de la Fraternidad de la Rosacruz “muy iluminados hombres e innegables jesuitas”, los jesuitas no pudieron soportarlo, y como agradecimiento le apresaron y le mandaron a galeras, por lo que con toda seguridad recibirán su recompensa.

Ahora, después de la oscura noche de Saturno, aparecerá la bienaventurada aurora, que diluirá totalmente con su brillo el resplandor de la Luna y las débiles chispas de la sabiduría celestial que todavía existen en los hombres. Es el presagio del Sol radiante de amor, que con sus rayos puros y ardientemente radiantes dará nacimiento al bienaventurado día que muchos corazones piadosos buscan con anhelo. En la luz de este día se verán y se reconocerán en verdad todos los tesoros celestiales de la sabiduría divina, así como todas las cosas  invisibles ocultas en el misterio del mundo, en concordancia con la enseñanza de los primeros Padres y de los antiguos Sabios.

Este será el verdadero rubí real, un carbunclo de noble resplandor, del que se dice que emite un brillo de fuego y una radiante luz en la oscuridad, que es una perfecta medicina para todos los cuerpos, que puede transformar metales innobles en oro puro, y que es capaz de suprimir todas las enfermedades, los temores, miserias y tribulaciones de los hombres.

Que el lector benévolo pueda encontrar en esto un estímulo para pedir conmigo a Dios, que abra los corazones y los oídos de los sordos y les dé su bendición, para que, contemplando la naturaleza llenos de admiración, puedan reconocerle totalmente en su omnipotencia, para su alabanza, su gloria y su premio, para que den al prójimo su amor, su ayuda, su consuelo y su fuerza y a todos los enfermos para su curación. Amén.

 

3 comentarios en “Llamada de la Fraternidad Rosacruz

  1. Excelente entrada.

    Caminar…
    Beber…
    Comer…
    Pensar…
    Sentir…
    Acoger…
    Besar…
    Todo ello traducido en la Trascendencia de lo que verdaderamente significa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>