Buscadores de la verdad y canalizaciones

canalizacionesy liberacion
Los que nos hemos interesado por la Verdad Universal en nuestra trayectoria de buscadores -y no existe otro modo de ser un buscador- en algún momento hemos leído escritos con mensajes de supuestos canalizadores.

La última obra de canalización que leí era precisamente sobre la vida de Jesús, su crecimiento y educación en una comunidad esenia-nazoreana que es donde suponían los autores que perteneció.
El libro era una armonización entre lecturas de los registros akásicos y estudios o análisis arqueológicos-antropológicos-, así como interpretaciones hermenéuticas de libros sagrados.
La canalización a partir de lecturas en estos registros es muy insegura -no digo falsa ni imposible- ya que el propio subconsciente y los propios pre-juicios en el sentido de aprendizajes individuales, cultura, etc. que tiene el canalizador intervienen frecuentemente para desvirtuar el mensaje en más o en menos.

De todas maneras, para la liberación del alma-espíritu tal como la plantea el camino único de la Enseñanza Universal -Jesús, Hermes, Buda, Mani, Cátaros-, tampoco importa mucho conocer los detalles. El evangelio o el Corpus Hermeticum, por poner ejemplos, poseen la enseñanza necesaria para ello si se pone en práctica en el seno de la unidad de las almas.

Lo importante es conocer el camino de liberación que es simple pero difícil de realizar -imposible si se quiere realizar desde la personalidad propia-, pues hay que ir aminorando el yo egocéntrico para que nazca el alma-espíritu en nosotros. No es cuestión de seguir acumulando conocimientos, pues, aunque pueden ser útiles, seguimos en el reino de lo intelectual, del yo, y no en el de la liberación. Es necesario el silencio del yo.
Veamos el siguiente texto:
“En la Enseñanza Universal, esta tranquilidad, este estado de silencio, es recomendado a todo candidato. Los antiguos misterios dicen: “Mi alma está silenciosa ante Dios, de El me vendrá la Salvación”, y los nuevos misterios dicen: “Procurad volveros silenciosos”. [...].

De hecho, existen dos campos electromagnéticos en nuestro cosmos terrestre, y  ambos tienen su centro en el corazón de la Tierra: un campo magnético central de  esta naturaleza, y un campo magnético central de la Fraternidad. Cuando un hombre, que dispone de un átomo-chispa de espíritu en el corazón, cesa de reaccionar según sus instintos naturales y llega a la calma en el sentido indicado anteriormente, es tocado inevitablemente por el campo magnético fraternal. El átomo, en el ventrículo derecho del corazón, es despertado y se desarrolla una nueva vibración, un nuevo anhelo y, por él, un nuevo poder  electromagnético.”

(El Hombre Nuevo; Jan Van Rijckenborgh).

 

2 comentarios en “Buscadores de la verdad y canalizaciones

  1. Silencio… incluso en el tratar de “despertar” a alguien, que no deja de ser un anhelo de este yo. Cada buscador es su propio maestro y seguirá su ritmo.

  2. Una gran verdad, daniel.
    La única verdad que puede liberarnos es aquella que nosotros mismos hemos conquistado con la comprensión profunda que da el Maestro interior.
    El mínimo constreñimiento, tanto de nosotros mismos como de los demás, es ya apego a las ideas a las personas o a las cosas, es miedo del yo, es persecución del placer ideológico o de otro tipo. Es decir, donde todavía aletea el yo no existe el gran resplandor de la Luz del Amor que libera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>