La Realización del Alma-Espíritu por el comportamiento de vida

Frecuentemente las técnicas de meditación, los esfuerzos para progresar en el camino del despertar del alma y la realización del espíritu  consiguen solamente aumentar la fuerza del yo y engrosarlo tal cual es. Muchas veces ocurre también lo mismo con el tipo de oración que realizamos.

Por tanto, ambas cosas nos llevan a veces a un empeoramiento de nuestro egotismo, a un engrosamiento y cristalización del yo el cual se fortalece en lugar de morir para que renazca el hombre nuevo. No nos llevan, si no nacen de una aspiración intensa de todo el ser a una auténtica transfiguración en la luz y, en esta transformación, a la unión de nuestro ser total con Dios.

Leamos y meditemos despacio el siguiente fragmento perteneciente a  LA GNOSIS ORIGINAL EGIPCIA, TOMO I. de J. VAN RIJCKENBORGH

“Para más seguridad, buscar a Dios no por la meditación sino por vuestra manera de vivir. No os embriaguéis de palabras, actuar. Que el nuevo comportamiento irradie a través de vosotros en vuestros actos, por una realidad de vida convincente. Por consiguiente, ¡Recorrer el camino!.

Cuando estamos reunidos en nuestros templos, nuestras invocaciones, rituales y oraciones no están destinadas a despertar las fuerzas de las esferas de la meditación mística, sino a ponernos en concordancia/sintonía con la clave vibratoria accesible y soportable del Cuerpo Vivo de la Joven Gnosis, la cual se encuentra en el camino. Queremos decir por ello que cada invocación debe corresponder al estado de ser, a la calidad de aquel que apela, al estado actual y vivido de su presencia en el camino. Si no podéis determinar vosotros mismos la calidad de vuestra presencia actual en el camino, encontraréis siempre una base segura en el <<Padre Nuestro>>. Se lee allí en efecto: <<Danos hoy nuestro pan cotidiano.>> Todo alumno encuentra ahí, siempre, la seguridad. El pan espiritual que le viene, lo recibirá ciertamente si la oración parte de un alma plena de aspiración.”

LA GNOSIS ORIGINAL EGIPCIA, TOMO I.

Capítulo III, EL CORPUS HERMETICUM, Página 22

por J. VAN RIJCKENBORGH

6 thoughts on “La Realización del Alma-Espíritu por el comportamiento de vida

  1. El camino auténtico, no entiende de egos, es más creo que son los que se quedan sentados en las piedras de la vereda. Es demasiado difícil para acarrear bultos innecesarios y el ego, es el mas grande y pesado de todos.

    Un abrazo.

  2. mil violetas me has dado una gran alegría. En efecto, el ego “es el mas grande y pesado de todos” los pesados fardos que acarreamos en nuestra vida por culpa de nuestro egoísmo.

    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *